Sunday, July 02, 2006

a. er, D.N.A. II

Soliloquio

(en voz baja) “Ya casi… solo un poco más... paciencia… te amo…
El amor se hace urgente cuando la distancia lo aqueja.
Las horas de fresa se burlan, los minutos de vainilla se mofan y los segundos de confituras se carcajean en afán de irreverencia. Pobre alma sensiblera embriagada de tiempo, aquejada por la distancia y reprimida por la crueldad sabor a Tutsi. Poca cosa es el tiempo que se basa en mil ardides de chocolates, para su malévolo fin;
¡yo soy aquel hombre...y tú aquella mujer!
Pasas en silencio por mi amor de limón
y al pasar,
finjo una sonrisa sabor a mango,
como un dulce contraste del dolor de amarte...
y jamás lo sabrás.

Tal la tristeza ciega, enhiesta como espada sin clemencia su angustia sabor bilis.
Con un amor sin tiempo, sin memoria;
¿por qué me quema esta flama, si agonizando ya estoy?
¿Será que al vivir, doy la agonía a cada día?

Entre tu ausencia y el cielo, hay un rincón de recuerdos tutti-fruti agonizando en silencio. ¡¡Déjame amarte sin medida, déjame amarte sin condición, déjame amarte para toda la vida y el universo será nuestro pedestal!! Desencadena mi corazón moribundo y déjalo amar sin clemencia, cual orate, irreverente e inverecundo pueda ser en coalición con mi gran sentimiento
Infusión de rosas, alma sahumada en vid.

te amo… paciencia… falta poco… al fin he llegado, Republicas…”

“¡¿Tan rápido?! Ya es tiempo de marcharse. Amor sin condición.”

KRAMER.
DERECHOS RESERVADOS
http://cieloraso.blogspot.com

4 comments:

Kramer said...
This comment has been removed by a blog administrator.
Melissa said...

Cómo es esto?
Kramer le comenta a Kramer?

Me dio un poco de hambre con tu relato. Hace tiempo que no escribías.

Saludos,

Anonymous said...

q onda loko
la verdad no pense q tuvieras tanto talento osea si pro no tanto me gusto mucho lo q escribiste esta vez esta padre las comparaciones q hiciste espero q t sigas inspirando vale
sigue asi tkmm bsos bye

Paulina said...

Extrañas metáforas ocupas... Lo del amor de limón me llama tanto a pensar sobre el sabor o lo ácido... Muy interesante.

Kitsune