Monday, September 26, 2005

MI PERORACIÓN

Como por descuido, pero muy consciente de lo que estoy haciendo, muevo un poco el dedo meñique, apenas contrayéndolo. Enseguida se apagan mil novecientas estrellas que parpadeaban al sur de mi cabeza.
Inmediatamente después me rasco el codo, lo tomo con los cinco dedos de la mano y froto la piel hacia el centro, hago esto tres veces; y entonces no sólo vuelven a brillar las novecientas estrellas desaparecidas, sino que en un pequeño rancho, una yegua da a luz un par de blanquísimos pegasos.
Y aunque sé que no debo hacerlo, toco mi nariz. En el acto desaparecen, durante pleno vuelo y llenos de pasajeros, trece aviones de distintas aerolíneas, a lo largo y ancho del mundo, sin explicación alguna.
Después, como quien no quiere la cosa, sólo por no aburrirme en esta tarde roja, introduzco el dedo índice de la mano izquierda en mi oído derecho, mientras con la otra, hecha puño, tallo mis ojos. A continuación un árbol particularmente alto, en medio de un bosque en Toronto, Canadá, se llena de minúsculas arañitas brillantes que tejen a ritmo desaforado una postal perfecta de la Ciudad de Nueva York, que a los pocos segundos será deshecha por el viento. Al mismo tiempo, en Japón, un tigre de bengala consigue escapar de su jaula en el zoológico y antes de esfumarse frente cientos de horrorizadas personas, arrebata de los brazos de su madre a un bebé. Al otro lado del mundo un militar ordena la masacre de cierta población indígena, y tan sólo a tres edificios de donde ese miserable uniformado quiere prender fuego al mundo, una pareja joven, temblorosa, llena de esperanzas y repentino frío, se entrega por primera vez a ese mundo en peligro de incendio.
Entonces escucho un sonido familiar dentro de mi pecho, pongo mi mano derecha lentamente, buscando sentir ese feroz latido y recuerdo que no debo estar jugando con estas cosas tan delicadas. Trueno los dedos y digo algo en voz muy baja para que ni yo sea capaz de escucharme, eso que siempre digo cuando lo hago enojar.
Ahora... voy sintiendo poco a poco como me lleno de sueño... y me quedo dormido.

Kramer.
DERECHOS RESERVADOS.

8 comments:

Anonymous said...

me gusta como escribe y se representa kramer es un mito vivo... es mas que esó.
chancho

AkashA DulcineA said...

Muy buenas metáforas... el mundo cambia con cada pequeño movimiento que hace cada criatura... hacemos sin hacer, modificamos nuestro interno y externo conscientes e inconscientes de ello.

Claroscuro saludo y felicitaciones por el nuevo espacio poético-reflexivo.

Anonymous said...

HOLA ÑIÑO DJAM DCIRT Q STA MUY CHIDA TU PAGINA, TIENS UNA FACILIDAD P SCRIBIR PKM, SPRO Q TNGAS TODO L XITO Y LA SUERT N TU PAGINA VA! YA LA RCOMND, SIGUE XPRSANDOT D ESA FORMA Y LLGARAS MUUUUUUUUY LJOS TQM BSOS

Ale said...

Hola!! nomas para decirte k escribes de una forma muy bonita; gracias x tu comentario en mi space y espero k la vida te sonria hoy y siempre ok?? cuidate

Saris said...

Creo que es una de mis historias favoritas. es un sueño, una realidad, una fantasía y un pensamiento.

Felicidades por esta nueva página tqm

Anonymous said...

que puedo decir...? tienes exelente memoria pero por favor hable solo de lo que leio; escribes como los mismisisisisismos angeles, la verdad me da gusto que te puedas expresar y liberarte en tus escritos, felicidades! sigue asi y haber a donde llegas ijo porq la neta esta retedificil la cosa, ne un abrazo

O Diário de Juliana Euclides said...

Hola!
Gracías por lo rato... no ablo muy bien español...sorry...jeje
Sí la musica es muy buena: Amor Prohibido...
Gracías por todo!
Juliana:)

Speranza said...

me gusta la fuerza de tus letras, pesadas desde su tono hasta su contenido,
directas, rudas, secas, mojadas, violentas, injuriables y de injurias.

la construcción de ese otro espacio dual de cielo raso, el reto, la prosa, el verso, la lírica de tu filosofía. interesante proyecto de vida.

se hizo una valuable catarsis de la conjunción de tus textos-comentarios. más delante la envío.

saludos y gracias por pasar.