Tuesday, September 27, 2005

La 14ª. Sinfonía de Kramer

Sentado frente a la máquina de escribir Kramer dejaba que sus manos galoparan libremente sobre las teclas, sin saber exactamente a dónde lo conducirían las palabras que iban salpicando la superficie del papel. Sentía un texto poderoso correrle por las venas y dejaba que sus ideas salieran como por la válvula de una olla express. Creía que por fin podría cumplir su máximo anhelo, dejar el alma y la sangre sobre lo que escribía.
De pronto una cosquilla picante se le alojó en el brazo. Interrumpió el frenético ritmo que llevaba y se rascó. Se acomodó los lentes y siguió escribiendo sin darle mayor importancia al asunto. La siguiente punzada lo atacó en la rodilla, con tal saña que necesitó bajarse los pantalones para poder rascarse a gusto. La luz escaseaba, así que se paró a encender la lámpara con los pantalones en los tobillos; luego continuó acribillando a la cuartilla en cuestión.
Extasiado contemplaba cómo sus manos hacían que las letras se estrellaran contra la página como gotas de lluvia sobre techos de lámina. La diversión se cortó en seco cuando sintió un escalofrío, necesitó estirar ambas manos hacia la espalda, tratando de rascarse la maldita comezón que sentía. Siguió siendo aguijoneado por el picor hasta que debió alternar los dedos de una mano sobre las teclas y las uñas de la otra sobre su epidermis.
Un escozor terrible le recorrió de los pulgares a las ingles, como si cientos de cucarachas con patas afiladísimas le caminaran bajo los poros. Kramer comprendió entonces que se trataba de su novela. Era de una intensidad tal que la tinta no sería suficiente para plasmarla, y se lo estaba exigiendo.
Empezó a rascarse todo el cuerpo con la desesperación febril que unos momentos antes lo poseía al escribir, hasta que una primera gota brotó acompañada de un alivio casi orgásmico.

Su máximo sueño se había cumplido y sonreía, aunque su madre no lo comprendió cuando a la mañana siguiente lo encontró desollado sobre su máquina de escribir.
Kramer
DERECHOS RESERVADOS.

9 comments:

Patricia said...

Hola!
Bautizé tu nuevo blog *rie*
Continuarás escribiendo con zora?

La 14a sinfonía es un libro real o un elemento de tu artículo (no me quedó muy claro disculpa )

No hay nada más grato que escibir y dejarse llevar, presionar las teclas (o el lápiz) y sentir ese sentimiento liberador, el sentimiento de decirse a uno mismo que hay algo que no te da lo mismo, hay algo sobre que escribir y que lindo poder expresarlo.
Nos leemos

Saris said...

Que quieres que te diga, eres un niño al que admiro por su manera tan personal de ver la vida y de hacer arte. TQMMMM y este blog está tan saturado de Kramer que hasta miedo me da! no no es cierto, pero si creas una especie de sensación especial con tus escritos.

La mano esta genial!

yo said...

olvide decir algo... No eres artista, eres comunicador visual!!!! jajaja tqm

Saris

C.G. said...

Hola Kramer :-)

Gracias por hacerme también partícipe de este Estreno ;-)
[se aprecia el gesto de enviarme una invitación]

Jejejejejeje...
Siempre me han dicho que tengo una imaginación que puede llegar a ser peligrosa...
[quienes lo han dicho no se han equivocado]

Mientras leía tu escrito comencé a sentir una leve comezón... no... no tanto como al Kramer de tu escrito, pero leve...
De seguir leyendo absorta en las letras alterné una mano en el uso del mouse y la otra en rascarme...
Me picaba todo...
[aún me pica] Jeje...

Excelente lo que has escrito, sobe todo cuando Kramer, enloquecido por la picazón se rasca tanto que llega a sentir la sangre...
[de tanto rascarme en mi vida lo entiendo mucho]
:-)

Genial tu escrito...
Me gustó mucho...
Que de seguro vuelvo... y para no perderme y perder tu pista en la maraña de Internet te agrego en un enlace...
;-)

Nos leemos en cualquier formato...

AkashA DulcineA said...

¿Y cuando las entrañas pican?, ¿cómo rascarse el alma?, también escribiendo...

¿Un cortometraje?, ah, entonces tienes muchas más sorpresas en tu haber artístico, me encanta el cine y también me he arriesgado a nadar en ese mar.

Claroscuro abrazo.

Pilar said...

Ah!!! ya se que Kramer eres tú...hola
Creo que este blog tiene alma, que bueno estar aqui. Me gusta.
Me dió una comenzón desesperante!!.
Hasta pronto Kramer.-

jesus said...

ke tranza, cuando vi el corto quede impresionado, ahora leyendolo, me sigue pareciendo barbaro la facilidad que tienes para escribir, la narrativa que utilizas está por demás bien chida.
considerame tu primer fan from hell!!!!

GUSSANITA said...

toc, toc!
vaya, aún huele a pintura. me gusta cómo está quedando tu casa.
hasta pronto.

media_veronica said...

Muchas gracias por pasar por mi blog y dejar tu comentario, me gustó mucho leerte, me hiciste acordar a uno de mis escritores favoritos, pero te lo dejo de enigma, quien será ?
Saludos